Roberto Castillo

Roberto CASTILLO
El Salvador 1950 – Tegucigalpa 2008 - Écrivain, philosophe et essayiste.
Pour parodier la description qu’il fit de Tivo, l’inoubliable personnage de son roman, El Corneta, on pourrait dire de Roberto Castillo qu’« à l’inver-se de la mentalité de ce pays, rebelle et querelleuse, il fut toujours un homme de sentiments paisibles s’exprimant avec douceur, éternel apprenti danseur… ». Et sans hésitation, on doit ajouter qu’il fut l’un des esprits les plus brillants et profonds qui ont éclairé la sombre décennie des années 80, lorsque le métier de penser et d’écrire était une activité très risquée. Il avait étudié la philosophie à l’université de Costa Rica. En 1984, il remporta le Premio Latinoamericano de Cuento Plural, à Mexico, avec le conte La Laguna (L’étang, publié dans la présente anthologie). En 1986, il fut finaliste du concours de contes inédits organisé par l’Ateneo Cultural de Buenos Aires. En 2002, son essai El siglo que se fue, remporta le Premio Centenario de José Carlos Lisboa, de la Academia Mineira de Letras, au Brésil. En 1992, il reçut le Premio Nacional de Literatura Ramón Rosa. Il codirigea la revue Imaginaria, à Tegucigalpa.
En 1985, son roman El Corneta a été traduit aux États-Unis avec le titre Tivo, the bugler dans la revue Chasquí. Il est présent dans l’anthologie Los Centroamericanos (Alfaguara, 2003).  Anita la Cazadora de insectos, a été porté à l’écran par le réalisateur Hispano Durón en 2002, comme un autre de ses contes, Celene y los espejos, tourné en court métrage par Roberto Adriano.

Extrait du Blog Honduras Literaria del Siglo XX
https://hondurea.wordpress.com/

Roberto CASTILLO
El Salvador 1950 –Tegucigalpa 2008
Escritor, filósofo y ensayista.
Como sucede con muchos de los grandes, se fue antes de tiempo. Parodiando la descripción que él hiciera de Tivo, el inolvidable personaje de su novela, El Corneta, de Roberto se podría decir: “Contrario al espíritu del país, pendenciero y revoltoso, siempre fue hombre de sentimientos reposados, hablar suave, eterno aspirante a bailador…”. Y es obligado agregar que fue una de las mentalidades más brillantes y reflexivas que iluminaron la oscura década de los ochenta, cuando pensar y escribir era un oficio de alto riesgo. Realizó estudios de Filosofía en la Universidad de Costa Rica. En 1984 ganó el Premio Latinoamericano de Cuento Plural, de México, con el cuento “La Laguna”. En 1986 obtuvo el segundo lugar para cuentos inéditos, en el concurso auspiciado por el Ateneo Cultural de Buenos Aires, Argentina. En 2002, con el ensayo El siglo que se fue, ganó el Premio Centenario de José Carlos Lisboa, Academia Mineira de Letras, Brasil. Recibió el Premio Nacional de Literatura Ramón Rosa en 1992.
Codirigió, junto a Rigoberto Paredes, la revista Imaginaria, en Tegucigalpa. En 1985, la revista norteamericana Chasquí tradujo al inglés su novela El Corneta, bajo el título de Tivo, the bugler. Fue antologado en Los Centroamericanos (Alfaguara, 2002) y en Cuentos hondureños (Editorial Popular, 2005). OBRA. Cuento: Subida al cielo y otros cuentos (1980); Figuras de agradable demencia (1985); Traficante de ángeles (1997). Novela: El corneta (1981); La guerra mortal de los sentidos (2002). Ensayo: Filosofía y pensamiento hondureño (1992); El siglo que se fue (2004). Su cuento, “Anita la Cazadora de insectos”, fue llevado al cine por el director Hispano Durón en 2002; y otro de sus cuentos, “Celene y los espejos” fue realizado como corto cinematográfico por Roberto Adriano, en la Universidad Pedagógica Nacional (UPN).

Extracto del Blog Honduras Literaria del Siglo XX
https://hondurea.wordpress.com/


Ouvrages de Roberto Castillo